Querida Familia Religiosa:

Esta Solemnidad del Amor infinito, que la Iglesia celebra de modo particular el día del Sagrado Corazón de Jesús, nace del anhelo de nuestro Señor, de derramar abundantes y misericordiosas bendiciones, sobre quienes veneran su Divino Corazón, un Corazón apasionado de amor hacia los hombres.

Con gran alegría queremos contarles que nuestra comunidad de San Luis ha podido celebrar la Solemnidad del Sagrado Corazón de una manera muy especial.

instituto verbo encarnado

Por gracia de Dios, después de varias diligencias, se pudo realizar la entronización de la imagen y la Consagración del Hospital de San Luis al Sagrado Corazón de Jesús.

Como preparación a este acto tan importante se realizó una novena, logrando que tanto los enfermos, como el personal del Hospital rezaran diariamente las oraciones al Sagrado Corazón. Los enfermos esperaban ansiosos el día de la entronización y muchos de ellos pedían a Jesús en sus intenciones poder mejorarse para participar de la ceremonia.

Los sacerdotes del Instituto de Cristo Rey celebraron un Triduo de Santas Misas y generosamente prepararon sus homilías con temas dedicados al personal sanitario.

Llegado el día de la ceremonia, el viernes 7 de junio, varios integrantes del personal nos ayudaron a ultimar todos los detalles. Fue muy gratificante ver cómo esperaban que el Rey de Reyes comenzara a Reinar en el lugar preparado para Él.

La consagración fue realizada por Monseñor Pedro Martínez.

Durante la homilía, Monseñor destacó que este acto de entrega al Sagrado Corazón de Jesús es ante todo, un don de sí,  una entrega incondicional de todo lo que somos y tenemos, al servicio de los intereses de Cristo y de su Reino. Según Santa Margarita María de Alacoque, la consagración  puede reducirse a este compromiso: “Yo cuidaré de Ti y de tus cosas, cuida tú de mi y de las mías. Yo cuidare de ti y de tus cosas en el grado en que tu cuides de las mías.”

Esperamos que el Sagrado Corazón de nuestro Señor, que tutela a partir de hoy este Centro de salud, lleve a cumplimiento aquellas promesas que brotan de su infinita misericordia, especialmente para todos aquellos que pasen por este Hospital: “ Los consolaré en todas sus aflicciones”, “Seré amparo seguro durante la vida y principalmente en la hora de la muerte”, “Daré a los sacerdotes la gracia de mover los corazones más endurecidos”, etc..

congregacion verbo encarnadoLa alegría y agradecimiento de todos los presentes ha sido un motivo más para dar gracias a Dios por todo el bien que nos permite realizar en nuestra “misión hospitalaria”.

 Comunidad “Cristo de la Quebrada”

San Luis, Argentina

Deja un comentario