Queridos amigos,

Saludos desde la parroquia San Luis Rey de Francia, en Guayaquil, Ecuador…

Con motivo de la Fiesta de Cristo Rey a celebrarse este Domingo en toda la Iglesia, nuestro párroco quiso que nuestra Tercera Orden organizara la Novena.

Ésta Fiesta es muy importante, ya que es un País increíblemente devoto del Sagrado Corazón (no es para menos, al ser el primer País del mundo en ser consagrado ‘oficialmente’ al Sagrado Corazón). Y el Sagrado Corazón está muy unido a la Fiesta de Cristo Rey, como se puede ver en las encíclicas de los Papas cuando se instituyen ambas Fiestas. O como le dijera Nuestro Señor a Santa Margarita María, en su aparición del Sagrado Corazón:

 “Reinaré en cada corazón, en cada hogar, en cada país del mundo entero. Reinaré por el Amor omnipotente y todopoderoso de mi  Corazón Eucarístico”.

Lo primero que hicieron fue mandar a imprimir un Escudo gigante del IVE y adornarlo con flores.

Quedó muy bonito, ¡adornado de flores! Guayaquil es el jardín de las flores, pero ‘reponer’ las flores “allá arriba” iba a estar ‘dificultoso’… (así que sólo por ésta vez dijimos: “Viva la cultura plástica”…)

escudo

Arreglamos ‘bonito’ una enorme imágen de Cristo-Rey-Sacerdote-y-Sagrado Corazón.

Éste año, una señora le donará una casulla más grande y con mejor tela…

cristo

Repartimos unos sobrecitos para los que quisieran ayudar con platita, y -gracias a la generosidad de la gente (que no es pudiente en ésta zona)- pudimos hacer dorar (re-bañar en oro) una linda Custodia para la exposición del Santísimo, más la corona y el cetro de Cristo Rey.

Cada noche (6pm) exponíamos el Santísimo Sacramento (sobre el Altar, y no en el Templete), arreglado bonito, con muchas velas y un lindo fondo rojo… ¡Y muchas flores!

Antes de la Bendición con el Santísimo cantábamos -cada noche- el Himno de los Mártires de Barbastro a Cristo Rey… -que les encantó- e intentamos aprender el Tantum Ergo… (Repite, repite… y algún día se lo aprenderán).

Estos mártires y éste himno suyo tuvo que ver con la formación de muchos de los que pasamos por el Seminario Mayor de Argentina.

Mucha gente vino cada noche a la Santa Misa, sobre todo (19.30). Los Ecuatorianos son muy devotos, y les encanta rezar… (De hecho, me decían algunos latinos que viven en USA, que los Ecuatorianos “¡se rezan todo! ¡Oraciones que no conoce nadie!” Es, en verdad, un pueblo muy devoto y católico!).

cristo-rey

Después de la Misa, la Tercera Orden -dividida en grupos- presentaba algunas fotos e historias sobre las distintas Misiones del IVE: en América, en Asia, en Medio Oriente, en Europa, en Oceania… Y otras presentaciones sobre las SSVM, el Carisma y la Espiritualidad del IVE. ¡Vino muy bien para que ellos mismos -los terciarios- se actualizaran sobre la situación actual del IVE, las historias misioneras, el espíritu, etc.!

Después de la Misa, cada grupo ofrecía alguna picadita para la gente que se quedaba (¡pues es mucho más convincente quedarse a una charla si va a haber comida después!). Algo sencillo: un tesito o juguito con empanadas, sanguchitos, etc.

Por último, resta decir que armamos una ‘Novena’ a modo de “diálogo” entre el sacerdote y el pueblo: después de la Comunión, el sacerdote guíaba la Novena leyendo una ‘pregunta’ y el pueblo respondía, leyendo la ‘respuesta’ del librito de la Novena.

Armamos el texto a modo ‘educativo’ o ‘catequético’, siguiendo una estupenda Conferencia que diera el P. Alfredo Saenz, gran jesuita argentino, sobre Cristo Rey, en México. Se llama: “Cristo Rey y la Apostasía del Mundo Moderno”. Es una genial síntesis histórica de cómo Cristo quiere reinar, no solamente en los corazones (eso es Cristianismo), sino también en la Sociedad (lo que se llama Cristiandad); de cómo se hizo realidad esa Cristiandad en la Edad Media; de cómo la Revolución luchó y destruyó esa Cristiandad; de cómo ha quedado el hombre Moderno después de la Revolución; de lo que podemos hacer para instaurar el Reinado de Cristo… ¡Sin desperdicio! (Aquí les mando esa charla por si la quieren leer)

Finalmente, imprimimos en Mapa-mundi grande y marcamos las misiones del IVE, para que la gente pudiera verlo a la entrada de la Iglesia (quisimos hacerlo con luces intermitentes, pero no alcanzó el tiempo)

???????????????????????????????

Transcribo una frase fabulosa de uno de los mártires de Barbastro, el seminarista Esteban Casadeval, antes de padecer su martirio:

Muero contento… Me tengo feliz como los Apóstoles, porque el Señor ha permitido que pueda sufrir algo por su amor antes de morir… Ofrezco gustoso mi sangre por el Reinado del Sagrado Corazón de Jesús en España, y de una manera especial, por el Reinado del Inmaculado Corazón de María en todo el mundo; y no descansaré en el Cielo hasta haber conseguido éste Reinado del Corazón Virginal en todas las Naciones de la tierra“.

P. Leonardo López, IVE

Desde el Guasmo Guayaquileño

Deja un comentario