Del 21 al 29 de septiembre tuve la gracia de hacer, con un grupo de 15 feligreses de nuestras dos parroquias de Montalto di Castro, el “Camino de Santiago” en España, en las tierras de Galicia. 

DSCF1039

El Camino duró 5 días, partimos de Sárria, y las etapas fueron: Portomarín, Palas de Rei, Ribadiso, O Pedrouzo y, finalmente, ¡Santiago! 

La idea de realizar este viaje nació después de haber creado un pequeño grupo de hombres, “los 40 Santos” nombre tomado para evocar la memoria del martirio de los santos patronos de nuestro pueblo, los mártires  “Quirino y Cándido.” 

La peregrinación fue como una continuación de la empresa heroica llevada a cabo por nuestros patronos, quienes por el amor de Cristo, de hecho, ¡dieron su vida por Él! 

El espíritu con el que quisimos hacer este camino, que es una peregrinación, a lo largo de 112 kilómetros de distancia (el mínimo para lograr el reconocimiento de haber hecho el camino a pie, es decir, la Compostelana), ha sido ofrecer todos los sacrificios a Dios para agradecerle y pedir las gracias especiales que cada uno llevaba en su corazón. 

DSCF0977

El Camino permitió que los peregrinos se conocieran mejor, vivíamos juntos los mismos desafíos y las mismas alegrías y así, personas que se conocían sólo de vista, ahora han establecido una relación más profunda, por lo que en nuestras parroquias se ha creado un ambiente de familia y alegría. 

Tuvimos además muchos frutos espirituales, algunos de los cuales sólo el sacerdote, en virtud de su misión puede conocer y comprender. Es hermoso ver cómo Dios obra en las almas para su conversión y la salvación eterna. 

02-Santiago

Ahora traemos a casa más experiencia de la fe, de la amistad y de la alegría que no se puede expresar con palabras, porque sólo los que llegan a pie, cansados y doloridos, con el corazón lleno de agradecimiento y tal vez con muchas ampollas en los pies pueden experimentar. 

Como si esto fuera poco, el mismo día que llegamos, asistimos a la Misa del Peregrino, que se celebró el viernes a las 19.30, y el prefecto de ceremonias Don Elisardo Temperan Villaverde, en el inicio de la celebración saludó a todos los concelebrantes y los peregrinos presentes, nombrando a los peregrinos que han venido de las parroquias “Santa María Assunta“  y  “Gesù Eucaristico“ de Montalto di Castro, Italia. 

IMG_0404

Como Sacerdote concelebrante me pidieron que, en la misa, hiciera una oración en italiano en la oración universal y recitar la primera parte de la plegaria eucarística en italiano. Y, por último, antes de la bendición se puso en funcionamiento el enorme incensario de la catedral, el famoso ¡”Botafumeiro”! 

01-Santiago

Don Elisardo explicó el significado de la incensación  con el botafumeiro: el incienso que se eleva es una muestra de nuestras oraciones que queremos hacer llegar a Dios y como la catedral se llena con el aroma del incienso así también nosotros debemos llenarnos de Cristo y llevar su buen olor con nuestras buenas obras, viviendo una vida de gracia. Así con el himno a Santinago comenzó a volar el maravilloso botafumeiro por toda la catedral.

El domingo a las 10:00 am, en la Misa que tuvimos antes de nuestro regreso a Montalto; me pidieron nuevamente que cargara de incienso el botafumeiro; allí mientras ponía el incienso en el botafumerio puse mis intenciones: recé por los frutos de nuestra peregrinación, por todas las almas de Montalto y por todos aquellos que  antes de la salida nos pidieron que rezáramos por ellos. 

Varias veces fuimos a rezar ante la tumba del Apóstol Santiago, y allí pudimos pedir gracias por intercesión del Apóstol. 

03-Santiago

No quiero terminar sin agradecer a todos los que han hecho posible este “empresa”, especialmente a mis queridos feligreses que han demostrado una vez más su disposición al sacrificio, su disposición  a  hacer grandes cosas por Dios.

Que el apóstol Santiago que fue fiel a Cristo Nuestro Señor, nos conceda a todos la gracia de hacer lo mismo en nuestra vida cotidiana.

P. Giuseppe Calvano, IVE

Deja un comentario