Junto a la alegría del Nacimiento del Salvador, en la Noche Buena del año 2013, la Rama Contemplativa Masculina del Instituto del Verbo Encarnado, cumplió sus bodas de plata. En la Misa del 24 de diciembre de 1988 presidida por el p. Carlos Buela, Fundador de Nuestra Familia Religiosa, se dio inicio a la Vida contemplativa en nuestra Familia Religiosa.

A lo largo de estos años, Dios nos ha ido bendiciendo, en primer lugar con la perseverancia, y el aumento de las vocaciones, al mismo tiempo con la multiplicación de los monasterios en lugares muy significativos para la historia de la Iglesia.

monjes Actual capilla del monasterio, con algunos miembros de la comunidad y nuestro superior Provincial, p. Gabriel Zapata.

 

monjes1

La Capilla donde se dio inicio a la fundación el 24 de diciembre de 1988

 

Durante este tiempo nos hemos preparado para celebrar como corresponde este evento. Todos los monasterios rezamos una treintena a San José en acción de gracias al Patriarca por todos los beneficios recibidos.

En nuestro monasterio, tuvimos la Santa Misa de Gallo presidida por el p. Pablo Di Césare, IVE, en la cual predicó el p. Gustavo Pascual, haciendo referencia a tres elementos importantes de nuestra espiritualidad: la obediencia a la voluntad de Dios, el silencio y la pobreza, como virtudes indispensables para conocer y amar al Verbo Encarnado.

El día 25 de diciembre, presidió y predicó la Santa misa el p. Gabriel Zapata, IVE, sobre el abandono a la voluntad de Dios, que en algunos casos puede ser para nosotros incomprensible en su momento, pero confiados en su Providencia amorosa, los monjes debemos decir con nuestras vidas: “todo sucede para el bien de los que aman a Dios” (Rm 8, 28).

El domingo 29 de diciembre en la Santa Misa de la solemnidad de la Sagrada Familia, quisimos dar gracias a Dios por tanto bien recibido, junto a las familias allegadas al monasterio, benefactores, miembros de la Cofradía, Cáritas Santa Rita,… En la misa pedimos por el alma de todos los miembros difuntos del monasterio, de la cofradía y bienhechores. En esta ocasión presidió nuevamente el p. Zapata y predicó el p. Pablo Di Césare, IVE, actual superior de la comunidad, quien hizo referencia a las gracias con las cuales Dios nos ha bendecido en estos 25 años, aquí en Los Coroneles y remarcando la misión particular que Dios no ha encomendado: hacer presente el misterio de la Encarnación por medio de la Eucaristía celebrada y adorada en los diversos monasterios con los cuales cuenta la congregación. De este modo podemos decir que Dios nos ha llamado:

– A hacer presente a Cristo de modo continuo por la oración y la alabanza y la administración del Sacramento de la confesión en Italia, en el Santuario mariano de nuestra Señora de Canetto, santuario construido en el año 994, perteneciente a la Abadía de Montecassino, en cuyo interior se conserva la imagen de Nuestra Señora de la Sonrisa, tallada en madera en el año 1400;

– Nos ha llamado a Séforis, Israel, al lugar donde, según la tradición vivió la Virgen niña junto a sus padres, San Joaquín y santa Ana;

– Nos llama a Jordania, Magthas, al lugar donde San Juan Bautista bautizaba al otro lado del Jordán. Además allí vivió Santa María Egipciaca, mujer de mala vida que una vez convertida se retiró junto al Jordán hacer penitencia;

– Nos llamó para que fuéramos los primeros monjes en los 500 años de Evangelización en las Islas Canarias en Tenerife, en el Monasterio de Nuestra Señora del Socorro;

– Nos llamó a preservar como patrimonio de la cristiandad el monasterio Beato Carlos de Foucold en Túnez, La Marsa, (ya que si no lo tomábamos nosotros pasaba a manos del gobierno musulmán), en esas tierras santificadas por la presencia de numerosos santos, como San Agustín, Santa Felicidad y Perpetua.

– Nos llevó la Virgen del Pueyo al monasterio que lleva su nombre, en la diócesis de Barbastro-Monzón, donde la Virgen Santísima se le apareció a un pastor en el año 1101, quien luego se hizo monje, san Balandrán. La última comunidad monástica que vivió allí fue martirizada durante la persecución comunista en la Guerra civil española, y beatificada en el mes de octubre de 2013 en Tarragona. En el Pueyo reposan los restos mortales de los mártires benedictinos. En este monasterio, viven nuestros monjes ocupando los mismos espacios que utilizaron aquellos santos monjes.

Al finalizar la Misa el p. Zapata agradeció y recordó cómo todos tenemos necesidad de los monjes, de sus oraciones y sacrificios, y del modo particular como ejercen la paternidad espiritual. También hizo mención a cómo están involucrados en esta atmósfera contemplativa los padres y familiares de los monjes. Luego de la Misa compartimos un hermoso almuerzo para unos 150 invitados organizado por los miembros de la cofradía Santa Rita.

En esta oportunidad queremos aprovechar también (siguiendo el ejemplo del Beato Juan Pablo II en el Jubileo del Perdón) para pedir perdón por todas las faltas cometidas en estos años, especialmente por las faltas de fidelidad a tantas gracias recibidas.

Por esto y por todos los dones recibidos, damos gracias a Dios, al p. Buela, y a todos aquellos que fueron los instrumentos de la Providencia para fundar la Rama Contemplativa de nuestra Familia Religiosa, al primer superior del Monasterio, el p. Arturo Ruiz, al p. Sergio Pérez, y al actual superior el p. Pablo Di Césare. Agradecemos también al Sr. Juan Amado Demianczuk y a toda su familia quienes donaron el terreno donde se encuentra actualmente el Monasterio.

Comunidad del Monasterio del Verbo Encarnado. Los Coroneles, diciembre de 2013

Deja un comentario