Por gracia de Dios, hemos celebrado en estos días el 20° aniversario de la fundación de la Missio “Sui Iuris” en Tayikistán. El Santo Papa Juan Pablo II le encomendó en 1997 a nuestro pequeño Instituto no sólo la atención de los fieles católicos, sino la implantación de la Iglesia en este pequeño país de Asia Central.

Este echo, como decía nuestro querido Fundador y lo repetía en la última circular el P. Nieto, fue considerada en ese momento después de la gracia fundacional, la mayor gracia que recibíamos como Instituto. Por este motivo y siendo conscientes de todo lo que esto significa,  quisimos festejar este aniversario con la mayor solemnidad posible, dando gracias a Dios y a la Santísima Virgen de Luján, patrona de esta misión, por tantos bienes recibidos durante estos años.

Tuvimos la visita del P. Gustavo Nieto, Superior General del IVE, del Nuncio Apostólico de Kazajstán, Francis Asisi Chullikatt, de Mons. Jerzy Mansulovich, obispo de Uzbekistán, del P. Ariel Álvarez, misionero en Kazajstán y de nuestras dos vocaciones tayikas: el P. Orzú Saidshoev y el diácono Maxim Guresov. También nos visitó la Madre Corredentora, Superiora General de las SSVM, la hermana Blagoveshine, misionera en Ucrania, la hermana Zastupnitza, superiora de la comunidad de Kazajstán y la hermana M. Aurora, próximamente misionera en Kazajstán.

Han sido jornadas de mucho trabajo pero, a la vez, de gran festejo y alegría por lo celebrado.

El viernes 29 de septiembre, fecha del aniversario de la fundación de la Missio, tuvimos en la Parroquia San José, una presentación sobre el trabajo de Cáritas en el país, la Santa Misa con la bendición del nuevo altar y la cena con todos los religiosos del Instituto en la casa de las hermanas de la Misericordia.

Al día siguiente, tuvimos la Santa Misa en inglés presidida por el Nuncio y concelebrada por el Obispo de Uzbekistán, y los sacerdotes que nos visitaban. A la misma asisten habitualmente los extranjeros que trabajan aquí en Dushanbe.

El domingo 1° de octubre, el Nuncio Apostólico celebró la Misa de acción de gracias por este nuevo aniversario. En ella participaron los fieles de las dos parroquias que tenemos en el país, varios extranjeros que trabajan aquí y tres embajadores que vinieron para la ocasión: el embajador de EEUU, de Inglaterra y Ucrania. Además, en esta Misa, el Obispo de Uzbekistán administró el sacramento de la Confirmación a una de las chicas de la parroquia, se bendijo un cáliz que el P. Nieto generosamente regaló a la Misión y, por último, nos consagramos junto con todos los fieles al Sagrado Corazón de Jesús.
Al terminar la Santa Misa tuvo lugar la cena y el fogón, en el que los niños del oratorio presentaron una obrita de teatro sobre el Milagro de la Virgen de Luján.
Damos gracias a Dios por estos días de fiesta y bendición especial para nuestra pequeña Misión.

Pedimos a Dios y a su Santísima Madre, bajo la advocación de Luján, que fructifiquen el trabajo misionero de Nuestra Familia Religiosa en estas tierras.

En el Verbo Encarnado,
Padres y Hermanas de Tayikistán.

Deja un comentario